sábado, septiembre 03, 2011

Suda

Suda. Obtén el premio para la carne que se esfuerza. Camina sobre los latidos de tu corazón, siente cómo se expande mientras te estiras. Esfuérzate, te fortalecerá. Suda, suda rico.

Vete y vente. Lánzate como lanza, pero no como lanza vana, sin rumbo, sino como lanza que se guarda de noche dentro del hogar de la doncella; como lanza de Quijote en la venta, junto al pozo, en pos de Dulcinea, la primera noche, la primigenia. Regresa, pero no por el sendero que un día el Poeta dijo que nunca se habría de volver a pisar. Lánzate y regresa, una y otra vez, hasta que el cansancio se vuelva regocijo; como aquella vez en que el cantante cantó: “no sé tu, pero yo…”. Camina, corre, muévete; canta y roza y habita el Nirvana de tu naturaleza corpórea, hecha éxtasis de andador.

Fija tu mirada en el horizonte. Es tu meta. Esfuérzate. Pasarás ese umbral de lumbre donde el cuerpo desfallece y el ánima lo impulsa. Pasado ese momento, la eternidad. Los engranes de tus extremidades se habrán sublimado en exhalaciones e inhalaciones rítmicas. Sólo en dos ocasiones más podrás conocer el encanto de conectarte con el universo y tu inverso a través de exhalaciones e inhalaciones rítmicas, pero entonces necesitarás conectarte con otro cuerpo que te acuerpe, con su ánima que te anime.

Ejercítate, te hará bien. Excítate. Tu alma se sentirá mejor en ese cuerpo excitado que mejor se amolda a su silueta hecha de no de carne y huesos, sino de sensaciones varias; hecha a tu imagen y semejanza.

Suda, suda rico. Registra cómo el verdadero sabor del placer verdadero tiene un tono salado, más que dulce. Sábelo, disfrútalo. Es rico saberlo. Ejercítate y sábelo; y si te ejercitan, disfrútalo… y suda… y si le haces sudar, consagra la meta.

(Dormingo para publicarse en la versión impresa de Cambio de Michoacán del 4 de septiembre de 2011 y ser leído como se inspiró: corriendo en la caminadora y escuchando –a todo volumen- al enloquecido de Eminem con su enloquecedora “Sing for the moment”, con todo y su cover a la locura de “Dream On” de Aerosmith, que yo también locamente pensé era de Led Zeppelin. Para el loco spring final: “Paranoid” de Black Sabbath, obvio. Coman frutas y verduras… y tomen mezcal)