viernes, agosto 29, 2008

Seguridad: corresponsabilidad


La marcha del sábado 30 y el acuerdo estatal del jueves 28 demuestran una cosa: la lucha por la seguridad exige la acción concertada y corresponsable de la sociedad y el Estado. Es, desde luego, una exigencia que la sociedad debe reclamarle airadamente a las instituciones del Estado, que para eso fue fundado, pero también es una lucha que solo con la participación de la sociedad se puede librar con éxito.

Solo desde los individuos, la familia, las comunidades, la escuela, los centros de trabajo y esparcimiento, desde los ámbitos todos de la sociedad se puede librar con éxito la batalla contra un cáncer que se ha alimentado de la corrupción y la impunidad que entre todos hemos dejado, aceptado e incluso alentado. No nos hagamos bolas: los delincuentes están entre nosotros y delinquen porque nosotros delinquimos con ellos.

El muy oportuno, legítimo y pertinente "Ya Basta" solo será viable y efectivo si nosotros mismos lo garantizamos: organizándonos, movilizándonos y exigiendo, con todos los recursos legales a nuestro alcance, que la autoridad cumpla con su responsabilidad. Es en ese contexto que cobra efectiva vigencia el "si no pueden, renuncien".

Por eso creo que está muy bien que se defina a las autoridades de gobierno e impartición de justicia como destinatarios de la movilización ciudadana, pero también deberíamos hacer a la propia sociedad destinataria de esta exigencia y, sobre todo, a los propios malandrines de la delincuencia, principalmente de la delincuencia organizada.

Tengo en mente las enormes y efectivas movilizaciones españolas contra el terrorismo. Los destinatarios principales eran los propios terroristas ante los que se levantaba enorme la movilización de millones de ciudadanos que hacían sentir su fuerza mayoritaria y exigían su propio Ya Basta.

En contextos y condiciones diferentes, nuestra lucha es la misma: la lucha de una sociedad en favor de sí misma, capaz de tomar el poder público que le pertenece. Por ello, la lucha por la seguridad pública es una lucha de la sociedad movilizada, que se convoca y moviliza para exigir a las instituciones del Estado que cumplan su papel, pero también para hacerle ver a los criminales que ya es hora de enfrentarlos con decisión hasta ganarles el control y el futuro del país.

5 comentarios:

E dijo...

Querido Carlos
veo que finalmente el mundo rueda!

Carlos González Martínez dijo...

Pues si, gracias a ti... y sin embargo, se mueve, ja!
Mil gracias por tu apoyo y asesoría!!!!
Carlos

E dijo...

mil de nadas....todo fuera como eso!
un abrazo inmenso, señor!

Anónimo dijo...

Licenciado

Como siempre, con sus palabras se aprende algo nuevo, felicidades y excelente espacio.


Con cariño

Sarita Elena.

Carlos González Martínez dijo...

Sarita Elena!! Qué honor que me visites en el blog!! Gracias por tus palabras de aliento. Espero tus críticas y sugerencias. Un muy grande abrazo,
Carlos